jueves, 21 de abril de 2016

No te marches ahora...

Es increíble, hoy mismo he escrito el post de las redes sociales y tan solo unas horas más tarde estaba mirando el facebook y me ha dado un palpito; se me ha venido a la cabeza una amiga de quien hacía una temporada que no sabía nada y me digo: voy a mirar qué es de ella y al meter su nombre en el buscador he pensado: esta me ha quitado.

Lo voy a escribir ahora mismo aunque lo subiré en unos días, así que, querido lector es momento presente para mí, aunque el día que lo lees ya será pasado, ahí va.

"Añadir a mis amigos" es la frase que me he encontrado en su perfil. Quizá yo tenía un poco de razón en mi post y sentir que esa persona ya no es amiga duele más por ese dichoso nombre que si fuera un seguidor.

Estoy enfadada y triste y decepcionada y me sienta tan mal algo así que voy a cometer el error de escribir este post completamente en caliente, sin poner  tiempo de por medio, sin darme la tregua de calmarme.

Me hace pensar que la culpa la tengo yo. Varias personas que me importaban en, más o menos medida, se han marchado; lo han hecho en un intervalo bastante corto de tiempo y se me han juntado todas sin que haya tragado una y luego otra.

A todas las tenía cariño, es cierto, con una coincidía muchas veces por Madrid y yo creía que nos alegrábamos de vernos, habíamos sido amigas en el instituto y yo pensaba que algo de eso queda por ahí.

A otra hace unos quince años que no la veo, la encontré por casualidad y me alegré mucho, nos escribimos alguna vez y habíamos comentado que podíamos vernos cuando yo fuera a la ciudad, incluso le dije que tenía muchas ganas de presentarle a mi novia. Pufff, paparruchas, que ridículo me suena todo y que manera de sentirse estúpida, si pensaban quitarme que no me hubieran añadido de amiga.

Ha pasado mucha gente por mi facebook del colegio y del instituto que después se han marchado, me ha importado de poco a regular porque al fin y al cabo ya no son nadie en mi momento actual pero no me disgustaba tenerlos, leerlos, saber de sus vidas... por favor que hemos compartido montones de años de clase, exámenes, excursiones, recreos.

Y luego estaba ella, la última pérdida, cuando nos encontramos le eché cosas en cara y quedamos más o menos en paz, íbamos a vernos pero por una cosa u otra no nos vimos y me dio algo así como un ultimátum, ahí las cosas quien las echó en cara fue ella. le contesté, no me dijo más, creía que habíamos quedado en paz pero se ve que ella no lo tomó así y ahí está el quiz de este post.

No voy a ser la mala, ni esta ni ninguna otra vez más en que la gente se marche avisando o sin avisar, no voy a sentirme culpable por algo que no he hecho, no voy a sentirlo más, no voy a llorar ninguna pérdida. No soy yo quien se va y quien lo hace tendrá sus razones, si tiene que volver a mi vida que vuelva, ya sabré yo si estará la puerta abierta.

Lo de la última me atravesó, qué más da decirlo, la quise mucho, seguramente a rabiar, tanto como se puede querer a los diecisiete años a un amor medio imposible pero que a veces me daba esperanzas y a la vez preciosos momentos como terribles y que, para variar, acabó como el rosario de la aurora casi antes de empezar pero que yo recordaba con cariño.

Otro adiós más, otro cachito menos de corazón u otra tirita. Creo que es una larga historia en realidad y lo mejor es que sea contada en otras circunstancias y en su momento. 

4 comentarios:

  1. Yo no le doy importancia a estas cosas hace años. Qué me importa que sean amig@s o no de facebook si en mi vida realmente no pintan absolutamente nada... Quien es mi amig@ de verdad casi ni mira mis redes, sabe que me tiene a toque de tfno, whatsapp o in situ.

    Sí reconozco que al principio choca, pero no vale la pena.
    BEsos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Duele cuando los tenías cariño, pero si se van está claro que el cariño no era de vuelta. Un abrazo

      Eliminar
  2. HI!

    No te preocupes bonita, la gente viene y va y creo que la amistad está sobrevalorada. No tengo FB porque me de con toda la cara en la pared. Y no estoy para estos trotes. Sí, duelen estas cosas y no soy el cojín más apropiad@ para dar consejos a nadie ya que nunca aprendo. Lo que puedo decirte es ¡Ánimoooooooooo!

    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres como yo jeje tampoco aprendo. Gracias, Un abrazo

      Eliminar