jueves, 11 de febrero de 2016

Libertad

Es un tema del que se habla tanto, se escriben ensayos, poemas etc y os aseguro que en días como hoy estoy segura de haber encontrado cual es la realidad.

¡La libertad es haber terminado la época de exámenes! en serio, que sí, que sí, de verdad. 
Seguro que muchos os estáis riendo o pensando que es totalmente ridículo, pero sabéis o recordáis ese tiempo en la universidad cuando teníais que leer -más bien estudiar- montañas de libros de 600, 800 o 1200 páginas, incluso? -como el examen que he hecho yo esta mañana de derecho del trabajo, por ejemplo-.

Es tal bocanada de aire la que coges y sueltas después, parece que no hubieras respirado en tres meses, sientes una paz y una tranquilidad, notas como si pudieras salir corriendo y echar a volar, se te pone una sonrisa en la cara como de tonta enamorada o similar y te da igual que te miren por la calle y que tu vayas en ese estado de ensimismamiento absurdo pero que es tan real y que te hace tan feliz.

Felicidad, realmente va de la mano con libertad en esos momentos, recuerdas todo lo que querías hacer y que habías aplazado, por días, semanas o meses.

Quedar con amigos, ir a ese sitio nuevo que han abierto, dar un paseo, ver esa peli, la serie, leer esos libros... estar con tu novia, por fin y sobretodo estar con tu novia en el sofá después de cenar y no tener que irte a otra habitación a estudiar. De verdad que esto es ser libre.

Admito que hoy es día de estar un poco despistada, de acomodarse a la situación, de desintoxicarse de tantas leyes, de recuperar el sueño atrasado para, a partir de mañana tomarme una semana que otra sabática hasta empezar a mirar los libros del próximo cuatrimestre.

Total, que para mí hoy libertad es eso, acabar los exámenes, que no es poco y empezar a disfrutar que ya me lo merezco. 

7 comentarios:

  1. Cada uno vive su propia escena de libertad, no me parece ridículo en absoluto.
    a mí esa sensación me la da el domingo, que es mi único día sin trabajar, subiendo por la ladera de un monte con la vvoz entrecortada, y al llegar a la cima, respirar todo el oxígeno que puedo.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Desde luego, muchas gracias y un beso para ti.

    ResponderEliminar
  3. Pues, sí. La libertad acaso sea personal e intransferible. Bonita reflexión.

    ResponderEliminar
  4. Pues, sí. La libertad acaso sea personal e intransferible. Bonita reflexión.

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias por leer y comentar, esta es tu casa. Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Ya te venía tocando algo de relax que vaya panzadas de estudio te pegas, disfruta tanto como puedas de esa sensación, te la mereces!

    ResponderEliminar