sábado, 26 de diciembre de 2015

Gomaespuma. Olvidos II

Duele porque ahora era yo quien necesitaba tu ayuda y tú no has hecho nada, solo has cortado por la calle de en medio y has dicho adiós, hasta nunca y aún no lo entiendo.

Duele porque he dejado de hacer mil cosas de mi vida diaria por ti, cuando tenía que estudiar porque había exámenes, cuando echaban algo en la tele que quería ver, cuando tenía que salir a la calle o hacer algo en casa o con alguien... lo he parado todo si me necesitabas tú, he perdido horas de sueño y no me ha importado, me han dado las 4 de la madrugada o más haciendo skype o hablando por teléfono, te he aconsejado, te he escuchado, te he dedicado tantos segundos en este tiempo que si miro atrás ni me lo creo.



No, no estoy echándote ninguna cosa en cara, lo he hecho porque lo sentía así, porque quería hacerlo, porque eras mi amiga, una amiga demasiado especial y porque te quería.


Nunca he lamentado hacerlo ni creía que era tiempo perdido y ni una sola vez te he dicho que no estaba para ti.

Has cambiado, me has dejado ahí, lejos de ti, no me has llevado a la par cuando yo tantas veces he tirado de ti y tú lo sabes.

Te he recordado mil veces quien eres y cuanto vales, lo que provocas en la gente, lo que eres para mí, lo que dabas a mi vida incluso cuando no eras capaz de ver nada de eso y te he hecho llorar, has llorado con mis palabras y yo he llorado contigo.
He llorado por emoción, por alegría, por miedo... al final por dolor y por sentir una infinita tristeza.

Hay menos un grado ahora mismo en Madrid, acabo de darme cuenta de que por eso aquí se le hiela a la gente el corazón.

Si eres capaz mira atrás, cierra los ojos, piensa lo mucho que te he querido y te quiero a ver si lo recuerdas...

Solo quiero que seas consciente de que te he cuidado siempre y de que en este ultimo tiempo que no he podido hacerlo igual -y que me reprochas- necesitaba que me cuidaras tú y no que me abandonaras.

Me daba miedo que pasara, me aterraba sufrir, a pesar de todo confié en ti... esta vez era yo quien te necesitaba.



continuará...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada