jueves, 5 de noviembre de 2015

Libros desmontables

Como creo que muchos ya sabéis, soy estudiante de Grado de Derecho, lo que conlleva meterse en esta cabeza, manuales de 300, 500 o incluso 1200 páginas para un examen, por cuatrimestre.

Tras varias peripecias hasta poder realizar la matrícula de este curso correctamente, hace unos días pedí por correo los libros que tenía que estudiar para la convocatoria de enero-febrero. Esta misma semana llegaron y cuando me puse a mirarlos para contrastar con los programas ¿cual fue mi sorpresa? el manual de Derecho del trabajo se cae a cachos, bueno, tampoco literalmente, pero sí puedo decir que se le despegan las hojas.

¿Cómo puede ser que después del dineral que cuestan los libros se le caigan las hojas? porque primero serán una y luego dos, pero después irán las demás detrás porque doy muchas leídas y paso mil veces las páginas.

Eso para empezar y para seguir que ni uno solo es de pasta dura, yo diría que ni de blanda vamos, parece una cartulina mala con un "plastiquillo" que brilla un poco para que no sea tan soso y que en pocos días se empezará a despegar, a romper y tendré que acabar poniéndolo todo entero de celo para que no se me desarme.

La cuestión es que cada libro vale más de 50 euros y es inadmisible que el encuadernado sea de tan poca calidad cuando no es un libro de adorno que colocar en la estantería, es un manual que llevas a todos lados, que trasteas, que metes en la mochila o en el bolso, que apilas con otros, que lo llevas en la mano por la calle, en el metro, en el autobús y no debería ser tan sumamente malo que pueda romperse a la primera de cambio.

Total, que el precio de los libros es absolutamente desorbitado, el de la matricula de la universidad tres cuartas de lo mismo y luego dicen que somo un país de burros, normal, si los padres no tienen para dar de comer a sus hijos en un país civilizado de Europa en pleno siglo XXI ¿qué podemos esperar? evidentemente no se lo van a gastar en carreras ni en libros de mala calidad, es el colmo.

¿Os parecen caros los libros? ¿También se os desmontan? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada