lunes, 19 de octubre de 2015

Más allá de la Roca

¿Alguna vez os han hecho daño? hablo de un daño real aunque no físico, pero que se metió tanto en vuestras entrañas que, desde entonces, ya no sois la misma persona que erais.
A veces solo hace falta sentir ese dolor una vez, sentirlo lo suficientemente adentro y que sea tan sumamente intenso que te marcará para siempre o al menos, hasta que seas capaz de superarlo.

Hay personas sensibles, demasiado tiernas o sentimentales a las que este hecho les cambia y si las conoces puedes ver a partir de entonces un antes y un después en ellas.

Las rocas se van formando en ocasiones poco a poco y otras de golpe, pero se hacen de ese material indestructible que dice el poema porque son incapaces de pensar que puedan soportar una vez más el dolor y se transforman. Se convierten, cara a los demás, en pequeños o grandes monstruos que dejan de gustar a quienes los quieren porque desean dejar de ser humanos y solo pasar la vida con las mínimas emociones que sean buenas, solo lo que no duela porque no tienen fuerza para más.

La roca es el ser más sensible hecho coraza, no quiere ser descubierto, no quiere amar hasta el punto de que la miel se vuelva hiel, no quiere volver a derramar lágrimas y por eso se esconde alejando a su familia, sus amigos y hasta su pareja.

Ser una roca es una elección, cualquiera diría que mala y totalmente desacertada. No se puede ser una roca siempre, la roca va erosionándose, con el tiempo se resquebraja, la roca tiene días felices en los que se le bajan las defensas y las barreras, se olvida de todo y siente, ríe, ama y es verdad que a esa roca volverán a hacerle daño, por más que quiera evitarlo, por mucho que intente ser más fuerte y más lista, pero la vida y sus milagros harán que antes o después vuelva.

La Roca más Diamante del mundo termina el poema. Pobre roca estúpida, va de dura y al final es la más frágil de todas.

¿Sois una pobre roca?

2 comentarios:

  1. He andado por tu blog y leído tu autobiografía. Soy abogada pero siempre he vivido apasionada por las letras. Enhorabuena. Que sigan las lecturas y tu trabajo literario. El dolor es una estupenda fuente de inspiración, y hasta la roca más dura necesita a veces, pluma y papel. Angela Stol

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias Angela, compartimos profesión, al menos en cuanto termine la carrera. Espero que el blog te guste y estás invitada a él. Tus palabras son ánimos, ganas y fuerzas para seguir. Con llegar a una persona ya hay recompensa para el escritor. Sara

    ResponderEliminar